El garaje


Donde las huellas del tiempo se convierten en piezas únicas

Tras más de 60 años olvidados en la oscuridad de un garaje, estos mosaicos modernistas de gran carácter, vuelven hoy a recuperar el valor de su época de esplendor. 

Hoy, con creatividad, cariño y dedicación estas baldosas hidráulicas originales de principios del siglo XX son trabajadas de manera artesanal junto al garaje donde fueron halladas. Es aquí donde pasan de ser un material constructivo de gran belleza a convertirse en piezas decorativas de diseño exclusivo y gran personalidad.

Las pinturas naturales, la madera, la forja y una mirada creativa realzan el valor de unas baldosas de las que no se hace una restauración perfecta. Estuvieron en uso y en ellas se intuyen las huellas del tiempo de una gente que pasó y pisó y que les impregnan un halo de belleza que las hace singulares y únicas.

 

Piezas únicas y con carácter

Elementos decorativos, mesas, cabeceros... Piezas con valor añadido, diseños naturales y exclusivos, donde cada pieza es única y diferente.

El detalle, el cuidado, la pátina de historia, la belleza de lo imperfecto son características que podrían describir nuestros productos.

¿Cuál es nuestra filosofía?

  • Respetamos los materiales naturales.
  • Preservamos la huella que el tiempo ha dejado sobre ellos.
  • Aportamos una mirada creativa.
  • Combinamos materiales y colores que aportan personalidad a nuestros productos.
  • Cada pieza es única. No hay dos iguales. Nos gusta la singularidad y exclusividad.

¿Cómo nacen nuestras piezas?

Seleccionamos las baldosas de nuestro garaje, las limpiamos y las tratamos sin hacer una restauración exhaustiva. Nos gusta que se vean las huellas del tiempo. Eso las hace especiales.

Trabajamos la madera de palet o la forja, dependiendo de la pieza y pasamos a la fase de color. Utilizamos pinturas Chalk Paint de Annie Sloan, son pinturas al agua versátiles y fáciles de aplicar, lo que nos permite conseguir unos resultados impresionantes.

Tras la fase de pintura, pasamos al ensamblado y a los acabados, para lo que nos gusta utilizar la gama de productos de Las Auténticas.

El resultado: una pieza hecha a mano, con tiempo y cariño y sobre todo, sin límites de creatividad, simplemente, nos dejamos llevar.